Mandarina



La mandarina se considera el cítrico más afín a la naranja, tiene forma casi esférica, sabor ligeramente ácido y una textura que puede ser lisa o algo rugosa.

Tiene un alto contenido de vitamina C, flavonoides, aceites esenciales y antioxidantes que ayudan a prevenir el cáncer. De todos los cítricos es el que tiene más agradable sabor.

La mandarina es pobre en azúcares, pero su contenido en agua es mayor que en el resto de los cítricos; posee importante cantidad de vitamina C, con un aporte calórico del 49%, algo menos que el de la naranja, que es 61%.

Su composición es bastante similar a la de las naranjas, pero posee mayor contenido de agua y menor proporción de hidratos de carbono. Por ello, su consumo aporta pocas calorías, por lo que resulta ideal al hacer dieta.