Navel


Naranja de ombligo o navel, una singular mutación ocurrida en 1820 en un huerto de naranjas dulces de un monasterio de Brasil, llevó a la "naranja de ombligo".

La mutación causó que en la base del fruto se desarrolle una segunda naranja, pequeña y atrofiada, que le confiere el aspecto de un ombligo. De esta variedad, identificada en términos comerciales con la palabra inglesa navel (‘ombligo’), se han derivado otras, como la navelina, híbrido de corteza fácil de pelar, y la navelate o navel tardía. También se le suele llamar naranja california.